Consejos para mantener en buen estado tu filtro de partículas

on
Categories: Consejos

¿Tienes un coche diésel y lo compraste en 2006 o más recientemente? Si es así, te interesa seguir leyendo este post porque te ayudaremos a evitar una de las averías más comunes en los vehículos diésel modernos. Y sí, estamos hablando del famoso FAP o DPF, por lo que en este post te vamos a dar unos cuantos consejos para mantener en buen estado tu filtro de partículas.

Últimamente los vehículos diésel no están de moda. Las ventas de coches con este tipo de motorización han descendido un 53,4% respecto al año pasado, llegando a caer su cuota de mercado por debajo del 30%, según afirma motor.es. Si queréis saber más sobre las ventas de vehículos en este 2020 os recomendamos que le echéis un vistazo a ese artículo.

Y siguiendo con el tema que nos interesa, ya sabemos que el combustible diésel contamina más que la gasolina por su propia naturaleza. Sin embargo, los motores diésel tienen la ventaja de que consumen menos, pero al contaminar más, y para cumplir las nuevas normativas Euro V y Euro VI, cada vez necesitan más filtros para reducir sus emisiones. Por ejemplo, los diésel modernos cuentan con dos filtros nuevos: de partículas y AdBlue. En este post hablaremos del primero de ellos porque suele ser el que da más problemas.

¿QUÉ ES EL FILTRO DE PARTÍCULAS?

Para entenderlo de forma sencilla y saber la utilidad de los consejos que os daremos a continuación es necesario saber qué es el filtro de partículas.

Se trata de un componente situado en el tubo de escape de tu coche que se encarga de retener todas las partículas sólidas generadas por la combustión de tu motor diésel. Cuando el filtro de partículas se llena, él mismo se encargará de incinerar las partículas que ha sido capaz de almacenar, lo que tiene como resultado la disminución de emisiones contaminantes.

Este proceso que acabamos de describir se conoce como “regeneración” y, según acabamos de leer, el filtro de partículas de tu coche es un sistema anticontaminación. Actualmente este filtro se está empezando a instalar también en algunos motores de gasolina.

¿CÓMO ES CAPAZ DE ELIMINAR ESAS PARTÍCULAS?

Trabajando a temperaturas muy elevadas. Para que el filtro de partículas funcione correctamente necesitas que tu vehículo circule durante media hora por encima de 2.500 revoluciones por minuto para que los gases de escape consigan una temperatura superior a 600ºC. Con esta temperatura los gases serán capaces de incinerar las partículas sólidas retenidas en el filtro. Lo más recomendable es que circules por autovía para realizar este proceso.

Si realizas trayectos más cortos y son por ciudad, cuando el filtro de partículas se llene, el propio motor se encargará de realizar el proceso de regeneración. ¿Cómo lo hace? Inyectando más combustible de lo habitual, lo que aumentará la temperatura de los gases de escape y se producirá la incineración de las partículas almacenadas en el filtro.

¿Y cómo sé que mi coche está realizando este ciclo? Suele hacerlo cada 1.000 o 1.500 kilómetros, depende del uso que le demos, y notaremos que el consumo ha aumentado entre un 10% y un 15%. Además, el sonido de tu motor será más grave. Este proceso durará entorno a los 20 minutos, podrás circular con normalidad y no perderá rendimiento. Te aconsejamos que bajo ningún concepto apagues el coche si notas que está realizando este proceso porque si interrumpes el ciclo más de tres veces se encenderá la luz de que el motor tiene algún problema. Deberás acudir a tu taller de confianza para que realicen allí el proceso de regeneración, porque si no lo haces tu tendrá una avería y tu bolsillo sufrirá ya que la reparación costará entorno a los 1.000€.

CONSEJOS PARA MANTENER EN BUEN ESTADO TU FILTRO DE PARTÍCULAS

REALIZA UN BUEN MANTENIMIENTO A TU COCHE

Sigue siempre el plan de mantenimiento que recomienda el fabricante de tu coche. Si haces este mantenimiento por tu cuenta, te recomendamos que utilices un aceite especial para motor llamado Low Saps, el cual se fabrica con el motivo de aguantar la suciedad producida por el exceso de inyección de carburante que hace el motor para realizar la regeneración.

NO INTERRUMPAS EL CICLO DE REGENERACIÓN DEL MOTOR

Como hemos explicado antes, es de vital importancia que no interrumpas el ciclo de regeneración que hace el motor si no quieres tener una avería en tu filtro de partículas. Te recomendamos que, si notas los síntomas que hemos descrito antes, sigas circulando hasta que el motor termine de quemar las partículas del filtro.

NO HAGAS MUCHO RECORRIDO EN CIUDAD CON TU DIÉSEL

Y si haces mucha ciudad te recomendamos encarecidamente que salgas a autovía y carretera de vez en cuando, aunque no necesites ir a ningún lado, para limpiar el filtro de partículas como te hemos explicado antes. Eso se debe a que la ciudad reúne las condiciones para que el filtro de partículas se obstruya ya que la exigencia del motor es muy baja y los gases de escape no logran alcanzar la temperatura idónea para incinerar las partículas depositadas.

REVISA EL NIVEL DE ACEITE DEL MOTOR

Aunque es una práctica habitual, si el nivel de aceite está por encima del máximo recomendado puede que haya entrado combustible de la sobrealimentación que hace el motor para realizar el ciclo de regeneración. Esto puede darnos indicios de que el filtro de partículas tiene alguna avería.

EN REBAGLIATO PUEDES ENCONTRAR EL RECAMBIO QUE NECESITAS PARA TU COCHE

En Recambios Rebagliato encontrarás una amplia variedad de piezas de recambio de excelente calidad para tu coche. Más de 35 años de experiencia nos avalan como uno de los mejores desguaces a nivel nacional y una de las empresas más punteras de Alicante en el sector de la recuperación, despiece de vehículos, venta de recambios de automóviles usados y reciclaje de residuos, tratando día a día de reducir el impacto medioambiental.

Si has encontrado la pieza que necesitas te la enviaremos a casa en un plazo máximo de 24/48 horas y tendrás 30 días para poder devolverla, sin ningún tipo de inconvenientes. Si necesitas ponerte en contacto con nosotros puedes llamarnos al 965 75 66 98 o escribirnos a rebagliato@rebagliato.com. ¡Estamos a tu entera disposición!