BLOG

on

Casi todo el mundo, por no decir la totalidad, han pasado una ITV o han acompañado a alguien para amenizarle la espera. Y como en Rebagliato queremos haceros la vida más fácil, en este artículo os vamos a dar unos consejos para pasar la ITV a la primera. Podéis aplicarlos vosotros mismos y contárselos a vuestra familia y amigos, ¡seguro que te lo agradecerán!

Gran parte de los conductores tenemos una cita anual a la cual debemos asistir obligatoriamente, y es para pasar la Inspección Técnica de Vehículos a nuestro coche. El dinero que hay que pagar y el tiempo que invirtamos puede molestar un poco, pero siempre que todo vaya bien y consigamos pasarla a la primera podemos estar satisfechos. Y para que tengas la mayor probabilidad de éxito, ¡en Rebagliato vamos a darte unos consejos para pasar la ITV a la primera!

Por otro lado, si tu coche particular es nuevo no te preocupes porque no tendrás que pasar su primera ITV hasta que cumpla 4 años. Tras la primera vez, tendrá que seguir visitando la ITV una vez cada dos años hasta que tu vehículo cumpla los 10 años. A partir de esa edad, esta cita pasará a ser de una periodicidad anual. Aunque, por otro lado, si posees un vehículo dedicado a uso comercial deberás pasar su ITV con más frecuencia.

¿Qué tengo que hacer para pasar la ITV?

Sabrás que te ha llegado el momento de pasar la ITV cuando recibas una carta de la Dirección General de Tráfico diciéndote cuál es el último día que tiene vigor tu actual revisión. El siguiente paso que tienes que hacer es pedir cita previa en tu estación ITV favorita o más cercana, ya que con cita previa evitarás largas colas y ahorrarás tiempo.

Te recomendamos que tengas a mano la Tarjeta de Inspección Técnica del Vehículo, el Permiso de Circulación, además del seguro de tu coche y el impuesto de circulación en vigor, llevando siempre un recibo del banco por si hubiera algún tipo de problema.

Podrás pasar la ITV si tu vehículo cuenta con dos fallos leves como máximo, ya que tres leves se consideran uno grave. No obstante, debes subsanar esos fallos leves porque si te para la Guardia Civil y los sigues teniendo, te sancionarán.

Si, por desgracia, tienes esos tres fallos leves o uno grave te verás obligado a subsanar dichos fallos en el plazo de un mes y volver a pasar de nuevo la inspección sin coste alguno. Si tardas más días en volver a tu centro de inspección tendrás que volver a pagar las tasas establecidas.

En el caso de que detecten un fallo muy grave en tu vehículo, éste será inmovilizado para que no pueda circular hasta que se solucione. Si quieres evitar esto, te recomendamos que le eches un vistazo al Manual de Procedimiento de Inspección de las estaciones ITV para saber qué es exactamente lo que miran en la inspección de tu vehículo. Y para tener la mayor tranquilidad posible, en casi todos los talleres ofrecen un servicio mediante el cual examinan tu coche mediante una revisión con la que verifican que tu vehículo estará listo para aprobar la ITV.

Consejos para pasar la ITV a la primera

Y sin más dilación, desde Rebagliato vamos a darte los siguientes consejos para pasar la ITV a la primera:

  1. Alumbrado: revisa que todas las luces de tu coche funcionan correctamente y están bien reguladas. Comprueba que funcionan las luces de cruce, cortas, largas, freno, marcha atrás, intermitentes y antiniebla.
  2. Frenos: si accionas el pedal de freno y responde correctamente, no tienes nada de qué preocuparte. Sin embargo, si frenas y tu vehículo se va hacia un lado, es preocupante. Por otro lado, si tu coche hace ruido al frenar aquí te dejamos un artículo donde explicamos cuáles son las causas.
  3. Neumáticos: siempre es recomendable que tengan la presión adecuada, que el dibujo se vea en buen estado y que la banda de rodadura sea de más de 1,6 milímetros. ¡Y no te olvides de la rueda de repuesto!
  4. Limpiaparabrisas: son un elemento clave, ya que si no están en buen estado y no tienes líquido en su depósito no pasarás la ITV, ya que se considera una falta grave.
  5. Retrovisores: tienen que estar bien sujetos al chasis del coche y deben verse bien por ellos. Son un elemento imprescindible para nuestra seguridad.
  6. Niveles de líquidos: como hemos mencionado en el caso del limpiaparabrisas, también tienes que comprobar el nivel de aceite, líquido de frenos y refrigerante.
  7. Puertas, ventanas y cinturón de seguridad: comprueba que estos elementos del coche funcionan correctamente.
  8. Paragolpes: asegúrate que están bien sujetos y que no se mueven.
  9. Lunas: deben de estar en perfecto estado para otorgarnos una visión perfecta. Cualquier chinazo o raja puede darnos problemas a la hora del aprobado en la ITV.
  10. Matrícula: ha de estar bien sujeta y ser completamente legible.

¿Necesitas alguna pieza de recambio para tu coche? ¡Encuéntrala en Rebagliato!

Si necesitas una pieza de recambio para tu vehículo, en Recambios Rebagliato estamos a tu completa disposición. Tenemos en stock una amplia variedad de piezas de recambio de máxima calidad para tu vehículo, no pagues de más si vas a obtener el mismo resultado. Más de 35 años de experiencia nos avalan como uno de los mejores desguaces a nivel nacional y una de las empresas más punteras de Alicante en el sector de la recuperación, despiece de vehículos, venta de recambios de automóviles usados y reciclaje de residuos, tratando día a día de reducir el impacto medioambiental.

Si necesitas adquirir una pieza para tu vehículo te la enviaremos a casa en un plazo máximo de 24/48 horas y tendrás 30 días para poder devolverla, sin ningún tipo de inconvenientes. Si quieres ponerte en contacto con nosotros puedes llamarnos al 965 75 66 98 o escribirnos a rebagliato@rebagliato.com. ¡Estaremos encantados de atenderte!

on

Si te has comprado un coche diésel moderno o estás pensando en adquirir uno, leer este artículo te interesa porque seguramente no sepas lo que es el AdBlue ni la función que realiza en tu coche. Por eso vamos a explicarte qué es el AdBlue, para qué sirve y cuál es su mantenimiento, además de saber el por qué lo lleva instalado tu vehículo diésel.

Como dijimos en nuestro anterior post, donde os dábamos algunos consejos para mantener en buen estado tu filtro de partículas, últimamente los vehículos diésel no están de moda. Si has ido recientemente a cualquier concesionario rara vez el asesor te va a recomendar la adquisición de un vehículo con motorización diésel, salvo que hagas muchísimos kilómetros de forma constante y por autovía.

Si tu diésel lo adquiriste en 2006 o posteriormente seguro que cuenta con filtro de partículas y posiblemente con AdBlue para que pueda cumplir la normativa Euro 6 la cual entró en vigor el 1 de septiembre de 2014 y limita las emisiones de NOx de los motores diésel a 80mg/km. ¿No sabes qué es el AdBlue ni qué función hace en tu coche? No te preocupes, sigue leyendo este post y lo sabrás todo sobre este nuevo aditivo anticontaminación.

¿Qué es el AdBlue?

El AdBlue es una disolución acuosa de urea de alta pureza (32,5% aproximadamente) en agua desmineralizada. Destacamos que es un líquido que no contamina el medio ambiente, incoloro e inodoro, además de no ser inflamable ni tóxico. Eso sí, debemos tener cuidado con la carrocería de nuestro coche porque es corrosivo y puede dañarla. Si al repostar AdBlue cae alguna gota deberemos limpiarla minuciosamente lo más rápido que podamos.

Hablando de una forma más técnica, el AdBlue es un dispositivo de reducción catalítica selectiva y no es una tecnología que se haya inventado recientemente, sino que por la regulación de la normativa Euro 6 sí que se han empezado a montar en los motores diésel modernos para reducir sus emisiones contaminantes.

El motivo de su instalación es que del proceso de combustión del gasóleo salen varios gases contaminantes que son perjudiciales para la salud del ser humano, entre los que destaca el NOx (óxido de nitrógeno). El AdBlue se ha empezado a aplicar para reducir las emisiones de NOx de los motores diésel ya que es muy buena solución para lograr neutralizar en gran medida algunos gases contaminantes.

¿Para qué sirve el AdBlue?

El AdBlue de nuestro vehículo diésel sirve para que, tras el proceso de combustión, nuestro motor emita menos gases nocivos para el medio ambiente. Para ser más concretos, y tras un proceso químico producido en el tubo de escape, el AdBlue se encarga de transformar las diferentes partículas de óxido de nitrógeno en nitrógeno y vapor de agua, los cuales son mucho menos perjudiciales para el medio ambiente y para la salud del ser humano.

El proceso químico que mencionamos sucede en un cilindro cerca de la salida de los gases de escape. No se mezcla con el carburante, sino que el AdBlue se pulveriza para efectuar la reacción química que consiste en que, gracias a las altas temperaturas de los gases de escape, este líquido genere amoníaco, el cual es el encargado de descomponer las moléculas de NOx, como hemos explicado anteriormente.

¿Qué mantenimiento necesita el AdBlue?

Si el propio sistema de AdBlue no falla, realmente el único mantenimiento que necesita es reportar cuando lo requiera. Un depósito lleno de AdBlue suele durar unos 20.000 kilómetros y el coste de llenarlo suelen ser unos 40€, por lo que el gasto casi no se llega a notar en comparación con los gases que dejamos de emitir a la atmósfera. Y no te preocupes, tu propio coche te dirá cuando tienes que repostar. Eso sí, no dejes que bajo ningún concepto se vacíe del todo porque tu coche no arrancará hasta que se resetee la unidad y se rellene el depósito.

Pero claro, el sistema puede tener averías. Al ser una pieza mecánica sufre desgaste como cualquier otra, además de corrosión debido a la propia composición química del líquido. También se pueden averiar el propio inyector de urea, los sensores del nivel de líquido del depósito y su centralita. No son fallos que sucedan de forma habitual y no afectan al motor, por lo que si suceden no son graves.

¿Necesitas alguna pieza de recambio para tu coche? ¡Encuéntrala en Rebagliato!

En Recambios Rebagliato tenemos a tu disposición una amplia variedad de piezas de recambio de máxima calidad para tu vehículo, no pagues de más si vas a obtener el mismo resultado. Más de 35 años de experiencia nos avalan como uno de los mejores desguaces a nivel nacional y una de las empresas más punteras de Alicante en el sector de la recuperación, despiece de vehículos, venta de recambios de automóviles usados y reciclaje de residuos, tratando día a día de reducir el impacto medioambiental.

Si necesitas adquirir una pieza para tu vehículo te la enviaremos a casa en un plazo máximo de 24/48 horas y tendrás 30 días para poder devolverla, sin ningún tipo de inconvenientes. Si quieres ponerte en contacto con nosotros puedes llamarnos al 965 75 66 98 o escribirnos a rebagliato@rebagliato.com. ¡Estaremos encantados de atenderte!

on

¿Tienes un coche diésel y lo compraste en 2006 o más recientemente? Si es así, te interesa seguir leyendo este post porque te ayudaremos a evitar una de las averías más comunes en los vehículos diésel modernos. Y sí, estamos hablando del famoso FAP o DPF, por lo que en este post te vamos a dar unos cuantos consejos para mantener en buen estado tu filtro de partículas.

Últimamente los vehículos diésel no están de moda. Las ventas de coches con este tipo de motorización han descendido un 53,4% respecto al año pasado, llegando a caer su cuota de mercado por debajo del 30%, según afirma motor.es. Si queréis saber más sobre las ventas de vehículos en este 2020 os recomendamos que le echéis un vistazo a ese artículo.

Y siguiendo con el tema que nos interesa, ya sabemos que el combustible diésel contamina más que la gasolina por su propia naturaleza. Sin embargo, los motores diésel tienen la ventaja de que consumen menos, pero al contaminar más, y para cumplir las nuevas normativas Euro V y Euro VI, cada vez necesitan más filtros para reducir sus emisiones. Por ejemplo, los diésel modernos cuentan con dos filtros nuevos: de partículas y AdBlue. En este post hablaremos del primero de ellos porque suele ser el que da más problemas.

¿QUÉ ES EL FILTRO DE PARTÍCULAS?

Para entenderlo de forma sencilla y saber la utilidad de los consejos que os daremos a continuación es necesario saber qué es el filtro de partículas.

Se trata de un componente situado en el tubo de escape de tu coche que se encarga de retener todas las partículas sólidas generadas por la combustión de tu motor diésel. Cuando el filtro de partículas se llena, él mismo se encargará de incinerar las partículas que ha sido capaz de almacenar, lo que tiene como resultado la disminución de emisiones contaminantes.

Este proceso que acabamos de describir se conoce como “regeneración” y, según acabamos de leer, el filtro de partículas de tu coche es un sistema anticontaminación. Actualmente este filtro se está empezando a instalar también en algunos motores de gasolina.

¿CÓMO ES CAPAZ DE ELIMINAR ESAS PARTÍCULAS?

Trabajando a temperaturas muy elevadas. Para que el filtro de partículas funcione correctamente necesitas que tu vehículo circule durante media hora por encima de 2.500 revoluciones por minuto para que los gases de escape consigan una temperatura superior a 600ºC. Con esta temperatura los gases serán capaces de incinerar las partículas sólidas retenidas en el filtro. Lo más recomendable es que circules por autovía para realizar este proceso.

Si realizas trayectos más cortos y son por ciudad, cuando el filtro de partículas se llene, el propio motor se encargará de realizar el proceso de regeneración. ¿Cómo lo hace? Inyectando más combustible de lo habitual, lo que aumentará la temperatura de los gases de escape y se producirá la incineración de las partículas almacenadas en el filtro.

¿Y cómo sé que mi coche está realizando este ciclo? Suele hacerlo cada 1.000 o 1.500 kilómetros, depende del uso que le demos, y notaremos que el consumo ha aumentado entre un 10% y un 15%. Además, el sonido de tu motor será más grave. Este proceso durará entorno a los 20 minutos, podrás circular con normalidad y no perderá rendimiento. Te aconsejamos que bajo ningún concepto apagues el coche si notas que está realizando este proceso porque si interrumpes el ciclo más de tres veces se encenderá la luz de que el motor tiene algún problema. Deberás acudir a tu taller de confianza para que realicen allí el proceso de regeneración, porque si no lo haces tu tendrá una avería y tu bolsillo sufrirá ya que la reparación costará entorno a los 1.000€.

CONSEJOS PARA MANTENER EN BUEN ESTADO TU FILTRO DE PARTÍCULAS

REALIZA UN BUEN MANTENIMIENTO A TU COCHE

Sigue siempre el plan de mantenimiento que recomienda el fabricante de tu coche. Si haces este mantenimiento por tu cuenta, te recomendamos que utilices un aceite especial para motor llamado Low Saps, el cual se fabrica con el motivo de aguantar la suciedad producida por el exceso de inyección de carburante que hace el motor para realizar la regeneración.

NO INTERRUMPAS EL CICLO DE REGENERACIÓN DEL MOTOR

Como hemos explicado antes, es de vital importancia que no interrumpas el ciclo de regeneración que hace el motor si no quieres tener una avería en tu filtro de partículas. Te recomendamos que, si notas los síntomas que hemos descrito antes, sigas circulando hasta que el motor termine de quemar las partículas del filtro.

NO HAGAS MUCHO RECORRIDO EN CIUDAD CON TU DIÉSEL

Y si haces mucha ciudad te recomendamos encarecidamente que salgas a autovía y carretera de vez en cuando, aunque no necesites ir a ningún lado, para limpiar el filtro de partículas como te hemos explicado antes. Eso se debe a que la ciudad reúne las condiciones para que el filtro de partículas se obstruya ya que la exigencia del motor es muy baja y los gases de escape no logran alcanzar la temperatura idónea para incinerar las partículas depositadas.

REVISA EL NIVEL DE ACEITE DEL MOTOR

Aunque es una práctica habitual, si el nivel de aceite está por encima del máximo recomendado puede que haya entrado combustible de la sobrealimentación que hace el motor para realizar el ciclo de regeneración. Esto puede darnos indicios de que el filtro de partículas tiene alguna avería.

EN REBAGLIATO PUEDES ENCONTRAR EL RECAMBIO QUE NECESITAS PARA TU COCHE

En Recambios Rebagliato encontrarás una amplia variedad de piezas de recambio de excelente calidad para tu coche. Más de 35 años de experiencia nos avalan como uno de los mejores desguaces a nivel nacional y una de las empresas más punteras de Alicante en el sector de la recuperación, despiece de vehículos, venta de recambios de automóviles usados y reciclaje de residuos, tratando día a día de reducir el impacto medioambiental.

Si has encontrado la pieza que necesitas te la enviaremos a casa en un plazo máximo de 24/48 horas y tendrás 30 días para poder devolverla, sin ningún tipo de inconvenientes. Si necesitas ponerte en contacto con nosotros puedes llamarnos al 965 75 66 98 o escribirnos a rebagliato@rebagliato.com. ¡Estamos a tu entera disposición!

on

Todos los vehículos equipados con un motor de combustión interna emiten gases debido a la explosión que se produce al mezclar el combustible con el oxígeno, teniendo como resultado la energía que permite mover nuestro coche. Pero, ¿qué sucede si mi coche echa humo blanco por el escape? ¿Es algo malo, tengo que preocuparme? Sigue leyendo este post y le daremos respuesta a todas tus preguntas.

Todos los vehículos, menos los eléctricos, echan humo por el tubo de escape. Este humo puede ser de diferentes colores y densidad, además de producirse en diferentes situaciones: cuando pegamos un acelerón, arrancando el coche, estando parados en un semáforo, etc.

Además, como hemos mencionado, el humo que sale del tubo de escape de nuestro vehículo puede ser de diferentes colores. En este post te explicaremos cuales son las causas y si deberías preocuparte o no del humo blanco que sale del escape de tu coche.

NO TE PREOCUPES POR EL HUMO BLANCO SI ES POCO DENSO

Es totalmente normal que tu coche emita humo blanco por el tubo de escape, sobre todo en invierno y siempre que tenga poca densidad. Esto se debe a que cuando se produce la explosión en la cámara de combustión se genera vapor de agua y, debido al frío, se condensa haciendo que queden restos de agua en el tubo de escape.

Al arrancar nuestro coche y subir la temperatura de la mecánica hace que esos restos de agua se evaporen, generando este humo blanco de poca densidad. Tras unos pocos kilómetros recorridos este humo desaparece. Por el contrario, si este humo es denso y persiste a lo largo de tu recorrido sí que deberías preocuparte, ya que puede ser un síntoma de avería.

TU COCHE ECHA HUMO BLANCO Y DENSO, MOTIVO DE PREOCUPACIÓN

Cada coche y el uso que le damos es muy particular, por lo que algunas averías también lo son. Si algunas de las descripciones que te damos a continuación se parece a tu caso, acude a tu taller de confianza inmediatamente antes de que se produzca una avería mucho más costosa en tu coche.

MI MOTOR DIÉSEL ECHA HUMO BLANCO Y ESPESO AL ARRANCAR

Este humo blanco y espeso se puede producir por dos razones. La primera es que si a tu coche diésel le cuesta arrancar y al hacerlo echa bastante humo blanco muy espeso lo más seguro es que tengas un problema con la bomba de inyección. En segundo lugar, si tu vehículo no tiene bomba de inyección, este humo se produce porque la cámara de combustión está demasiado fría, por lo que algún precalentador estará en mal estado.

Por su naturaleza el diésel genera más humo que la gasolina, pero en este caso el humo que sale del tubo de escape de tu coche es vapor de gasóleo. Esto sucede porque se inyecta demasiado pronto o demasiado tarde el combustible y en vez de arder en su totalidad por la compresión generada en el cilindro solo se quema una parte. El resto del combustible se evapora generando este humo blanco espeso.

HUMO BLANCO DENSO PERSISTENTE EN CARRETERA

Ya hemos explicado que el humo blanco producido cuando arrancamos nuestro coche puede ser normal. Pero, si este humo persiste mientras circulamos en carretera tendremos un problema de refrigeración que afecta a la junta de la culata.

Este humo, el cual tiene un olor característico, se forma porque el líquido anticongelante de nuestro coche forma parte del proceso de combustión del motor, es decir, entra en los cilindros junto al combustible y se mezclan. También podremos notar que nuestro coche tiene problemas de temperatura, por lo que no trabajará de forma óptima (tanto con más grados como con menos de lo habitual). Deberás acudir al taller de inmediato para que la avería no afecte a la totalidad de la culata o incluso al bloque motor.

¿NECESITAS UNA PIEZA DE RECAMBIO PARA TU MOTOR? ¡ENCUÉNTRALA EN REBAGLIATO!

¿Tu coche echa humo blanco por el escape de forma similar a las descritas en el post? ¿Necesitas cambiar alguna pieza de tu motor? ¡En Rebagliato puedes encontrar un gran surtido de piezas de recambio para tu motor! Además, te la enviaremos a casa en un plazo máximo de 24/48 horas y tendrás 30 días para poder devolverla, sin ningún tipo de compromiso.

Estamos avalados como uno de los mejores desguaces a nivel nacional y una de las empresas más punteras de Alicante en el sector de la recuperación, despiece de vehículos, venta de recambios de automóviles usados y reciclaje de residuos. ¡Llámanos al 965 75 66 98 o escríbenos a rebagliato@rebagliato.com y te asesoraremos!